Festival de Sitges 2012 Día 5


Llegamos en este quinto día a otro de los estrenos más esperados, The Lords of Salem, el regreso de Rob Zombie con una película de terror sobre brujas, algo que parecía muy jugoso, pero que desgraciadamente quedo bastante descafeinado. Por suerte la jornada tuvo grandes momentos.

The Lords of Salem era sin duda uno de los grandes estrenos de esta edición, con un Rob Zombie que prometía grandes momentos con su película de brujas, pero finalmente todo queda en una paranoia del músico donde mezcla un muy logrado cine de terror clásico con escenas absurdas y sin sentido que sirven para la exhibición de su mujer y poco más. En general parece que la película no gusto demasiado, aunque podías encontrar como siempre a gente que la defendía como lo mejor del festival.

The Viral Factor llegaba como una de las películas más frenéticas de este año y la verdad es que decepciono bastante. No es que sea una mala película, pero quizás abusa de tópicos que a estas alturas resultan ridículos, y aunque tiene algunas escenas de acción muy bien rodadas, no consigue enganchar al espectador.

En Headshot nos encontramos con una película llena de buenas intenciones, con una gran calidad técnica y un guión lleno de giros, pero a la que quizás le falta un poco de ritmo y al final no convence demasiado, pero tampoco podemos decir que el resultado sea malo, lo dejaría en que está bien, pero podía haber estado mucho mejor.

Modus Anomali ha sido una de las pequeñas sorpresas del festival, una película con pocos medios pero un guión muy original y un guión frenético. Un hombre despierta en medio del bosque sin recordar como ha llegado allí, y gracias a una grabación descubrirá que un hombre ha secuestrado a su familia.

Las películas con niños cabroncetes suelen dar buenos resultados, pero Citadel lo lleva al extremo y nos presenta a un banda de niños sin escrúpulos que esconde algún que otro secreto. Una de las películas que mejor ha sabido conseguir el terror que deberíamos sufrir siempre en un festival como este.

No One Lives no creo que sea una película gore al uso, ya que a pesar de cumplir la mayoría de condiciones para entrar dentro del genero, la realización está muy conseguida y se aleja de las series B más cutres que suelen asolar este genero. Un grupo de ladrones roba un coche, y al registrarlo descubren que en maletero está encerrada una chica que había sido secuestrada mucho tiempo atrás. Ahora tendrán que enfrentarse a los secuestradores. Una sorpresa dentro del muchas veces aburrido cine de sangre y vísceras.

Un día muy intenso con tres grandes destacados, Modus Anomali, Citadel y No One Lives y una gran decepción, The Lords of Salem.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Categorías