I, Tonya

Tonya Harding protagonizó una de las mayores polémicas del mundo del deporte en los años noventa, cuando se vio envuelta en una agresión a su rival Nancy Kerrygan antes de las olimpiadas. Esta película cuenta como fue la complicada vida de esta patinadora estadounidense y como llegó a truncarse su carrera, todo desde un punto de vista bastante imparcial e incluso aséptico.

La película se mueve en un plano semi documental mostrándonos entrevistas interpretadas por los actores y mostrándonos que es lo que debió suceder en cada momento clave de la historia, con una madre controlador e interesada, un marido violento y una ambición desmedida por parte de Tonya.

Gran parte del acierto de esta película recae en las grades actuaciones de Margot Robbie, Allison Janney (que ganó el Oscar a mejor actriz secundaria) y Sebastian Stan. Entre ellos llevan todo el peso de la historia y hacen creíbles estos complicados personajes.

Una película que consigue mostrar la parte más humana de uno de los hechos deportivos más polémicos de los últimos años, sin estridencias, centrándose en las personas. Una película muy recomendable.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.