Open Windows

Nacho Vigalondo entra por la puerta grande al cine de estrellas americanas con un thriller lleno de tensión, y un concepto que parece imposible hasta que ves la película y te das cuenta de su gran resultado.

El autor de una web dedicada a Jill Goddard (Sasha Grey) gana un concurso para conocer a su admirada estrella, pero cuando está apunto de llevarse a cabo el encuentro, se entera de que la cena ha sido cancelada a través de una llamada. La persona que le informa de esto, le muestra como tener acceso a todos los aparatos electrónicos que le rodean para espiar a Jill y ver que es lo que hace, pero esto le llevará a meterse en un terreno peligroso.

Absolutamente toda la película está realizada como si estuviésemos mirando la pantalla de un portátil. Estoy seguro que con esto muchos se habrán quedado con la sensación de que algo así no puede funcionar para una película de 100 minutos, pero os puedo asegurar que Vigalondo ha conseguido un montaje tan bueno que hace que funcione todo a la perfección y sirva para hacer más trepidante la historia.

Elijah Wood parece que le ha cogido el gusto a trabajar con directores españoles, como pudimos ver en Grand Piano, y en Open Windows me parece que está bastante bien, aunque no se aleje demasiado de su perfil de personaje tímido y apocado. Sasha tiene un protagonismo menor pero también han acertado con su elección, que morbos a parte, cumple sobradamente.

Quizás solo hay que hacer una advertencia para poder disfrutar de la película, y no es algo trivial. Creo que la única condición para entrar en esta historia es no estar planteándose constantemente si lo que pasa en pantalla es posible/realista o es simplemente una licencia artística, porque desde ya, os puedo decir que todo es total y absolutamente fantasioso. Pero esto no debería afectar lo más mínimo a la película, y consigue con estas licencias hacer que la historia evolucione sin freno alguno.

Open Windows es una película cien por cien disfrutable, que sigue muy de cerca el estilo de una serie tan buena como Black Mirror, donde vemos los peligros de la tecnología desde puntos de vista extremos, pero con el toque de Vigalondo, que hace que podamos ver en una misma película a Sasha Grey y Carlos Areces.

Imdb

1 thought on “Open Windows

  1. Vigalondo siempre es un tío interesante, pero en esta película se le va demasiado la olla. Todo es demasiado fantasioso.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Categorías