Taylor Sheridan, director de Wind River, partía con mi total atención, ya que es el guionista de Hell or High Water, una de las películas que más que gustaron el año pasado, y aunque a veces las expectativas no son buenas compañeras, esta vez se cumplieron por completo y nos llevaron a disfrutar de otra gran película que ha pasado mucho mas desapercibida de lo que merece.

En una reserva india, durante el invierno, es hallada una joven congelada. Un ex militar que se dedica a proteger la zona de animales salvajes y una novata agente del FBI investigarán el caso encontrándose con las trabas de quienes no desean que se ahonde en el tema.

Hay buenas películas que se recomiendan con reservas, porque depende de que te guste el genero, los actores o cualquier otra caracteristica que pueda segmentar o condicionar su disfrute, pero con Wind River no tengo ningún tipo de duda que poca gente habrá que la vea y no quede totalemente satisfecho. No es una película que vayas a ver en los Oscar, pero mucho más allá de los premios, es una película que engancha con su guión y sus actuaciones de principio a fin.

Como anzuelo comercial, Wind River cuenta con la presencia de Jeremy Renner y Elizabeth Olsen, la hermana talentosa de la familia Olsen. Los dos actores ya coincidieron en Avengers: Age of Ultron y Civil War, y aquí demuestran una gran compenetración que ayuda a meterse en la historia y disfrutar (o sufrir, según se mire) con la investigación.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Categorías