After My Death es un drama surcoreano que llegaba a Sitges con buenas referencias, y supongo que en parte tiene sentido, pero es de esas películas en las que cuesta entrar por su ritmo, y yo sinceramente me he quedado un poco fuera, a pesar de haber encontrado momentos interesantes en ella.

Una adolescente se suicida tras un encuentro con unas amigas, y mientras la policia investiga los motivos iremos viendo cómo afecta a los diferentes personajes está muerte.

No vamos a darle muchas vueltas, la película me ha parecido lentisima, con una trama que no avanza y solo va desgranando en pequeñas giras nuevos detalles de la historia. A pesar del ritmo, tiene momentos dramáticos muy buenos, y esa extraña sensibilidad a la hora de contar historias que tiene el buen cine coreano, y solo por eso ya me ha merecido la pena el visionado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Categorías