Martin Freeman es el mayor aliciente de Ghost Stories, una película sobre historias de terror con sus puntos de comedia que creo que no acaba de funcionar del todo.

Un presentador de un programa que se dedica a destapar a falsos mentalistas, recibe la carta de un desaparecido presentador que le inspiró en su infancia, para que estudie tres casos que el nunca consiguió destapar.

La idea de la película me parece muy interesante, y tiene algunos puntos que me parecen muy buenos, pero creo que en algunos momentos el ritmo desparece por completo y se hace un poco aburrida, pero creo que es una película interesante a pesar de sus fallos, con una parte final que levanta la película por completo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Categorías