Code 8 es una película basada en un corto del propio Jeff Chan que salió adelante gracias a un proyecto en Indiegogo apadrinado por los dos protagonistas, Robbie y Stephen Amell, y el resultado me ha sorprendido bastante.

En un mundo donde existe gente con superpoderes que son despreciados por la sociedad, nos encontramos un cuerpo de la policía especializado en localizarlos y controlarlos. Esta situación de acoso y derribo hace que muchas de las personas con estos poderes se dediquen a trabajos fuera de la ley.

La idea de la película me ha gustado mucho, y sin ser de lo más original, creo que tiene un planteamiento interesante. Quizás los actores están un poco justitos, pero eran uno de los mayores reclamos que tenía la película para conseguir financiación, así que hay que agradecerles que el proyecto haya salido adelante.

Por lo demás una película de ciencia ficción bastante interesante que te hace pensar en productos de Netflix que reciben inversiones mucho mayores y quedan muy por debajo del resultado final de Code 8.

Una película bastante recomendable y un buen inicio para este Sitges 2019.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Categorías