180423_A24_Day_03B_0897.jpg

Sitges 2019: The Lighthouse

Willem Dafoe y Robert Pattinson hacen The Lighthouse sea una película imprescindible. Luego podemos entrar en si me ha gustado o no lo que es o película en si, pero ese derroche de interpretación es más que suficiente para que sea una de las mejores apuestas del año.

Ha principios del siglo XX, un joven llega a una isla para trabajar como ayudante del veterano farero, y durante estos primeros días irá aclimatándose a la isla y al extraño comportamiento de su superior. Día a día, la relación ira a mejor pero también a peor, y el clime se irá crispando demencialmente.

El Faro es un viaje a la locura donde vemos como los dos personajes viven de diferente manera la situación. La música me ha parecido fantástica, y encaja a la perfección con la temática costera y la transformación que van sufriendo los personajes. En cuanto a la fotografía, me ha fascinado su uso del blanco y negro, con algunos momentos que parecen directamente sacados de una película de cine mudo, todo un acierto, aunque quizás la elección del formato cuatro tercios es algo que no me ha acabado de convencer y le veo poco sentido.

Pero no todo es maravilloso en la película, y su guión es quizás la parte más discutible para mi. Hay momentos que se me hacen completamente ridículos y creo que solo le dan pomposidad a la película y aires de intelectualidad que no necesita.

Robert Eggers consigue un trabajo muy interesante y que hay que ver si o si, pero que no acaba de funcionar al cien por cien.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Categorías