Olga Kurylenko llega al festival de Sitges con una película de terror bastante interesante, que aunque tiene algunas ideas buenas, flojea en algún momento por su guión y situaciones que quizás se podían haber resulto mucho mejor, pero en conjunto función bien.

Una mujer y su marido llegan a una casa por reformar en medio de la nada. Durante las primeras noches, el descubre que la casa contiene una habitacílon muy especial, y en ella puedes pedir lo que desees, que la habitación te lo proporciona, pero todo tiene su contra, y pronto lo descubrirán.

Como comentaba creo que la película toma caminos interesantes y plantea situaciones que a mi me han gustado bastante, el único problema es que a veces las resoluciones son algo inverosímiles por el camino que toman los personajes, pero por lo demás, una película fácil de ver y entretenida.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Categorías