Relic es uno de los grandes títulos de esta edición del Festival de Sitges, una historia de terror, con una casa encantada y buena producción, y hasta poco antes de llegar al final me ha parecido lo que prometía, pero el cierre de la historia lo estropea todo.

Una hija, una madre y una abuela son acosadas por un tipo de demencia que está consumiendo a la familia. Algo extraño sucede en la casa mientras los problemas familiares esconden el verdadero peligro.

Tiene muchas cosas buenas Relic, el ambiente que consigue crear, con momentos de tensión que te enganchan, con situaciones que logran dar escalofríos, algo difícil en estos tiempos, y con unas buenas actuaciones, por desgracia para mi queda todo deslucido por completo por su final, y se que esto es algo que ha dividido mucho las opiniones tras hablarlo con diferentes personas, porque es una de esas decisiones que hace que la película te guste mucho o te parezca un completo fracaso, y yo evidentemente soy del segundo grupo.

Como digo creo que es una buena película de terror y a pesar de mis malas sensaciones sobre su final recomendaría verla a cualquier persona que le gusten las películas de casas encantadas, porque si conecta con ese final, seguro que la disfrutará.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Categorías