La primera temporada de The Umbrella Academy fue una pequeña sorpresa para todos. A pesar de seguir bastante fielmente el comic en el que está basada, sus actores sabían imprimir a los personajes una personalidad propia que para mi gusto superaba bastante al comic original. En esta segunda temporada no solo consiguen mantener esa buena forma sino que los personajes ganan en carisma y la historia es mucho más interesante que la de su primera temporada.

En esta ocasión vemos como el grupo de superheroes llega a los años 60 saltando en el tiempo desde el día del Apocalipsis, pero cada uno llega en diferentes fechas y viven vidas separadas hasta que llega número cinco para reunirlos e intentar evitar un nuevo Apocalipsis.

Esta serie tiene muy buenos personajes, pero hay dos que brillan especialmente, y son Aidan Gallagher interpretando a Número 5 y Robert Sheehan como Klaus. Estos dos personajes al menos para mi llevan el peso de la serie y son no solo los más interesantes, sino que ademas los dos actores consiguen transmitir muchísimo y hacer que desde el minuto cero tengas un interés especial por ellos.

Al igual que en su primera temporada, la música vuelve a ser todo un acierto, con grandes temas y versiones que ayudan con el ritmo trepidante y le dan contraste a la sociedad conservadora que vemos durante esta temporada.

Una gran segunda temporada que confirma a The Umbrella Academy como la serie de superheroes del momento y una de las mejores producciones de Netflix con diferencia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Categorías