Las películas de objetos malditos son otro de los clásicos del cine de terror, en el caso de Oculus, la maldición se esconde en un espejo, ni mejor ni peor que otros objetos, lo único que podremos juzgar, será el nivel de los sustos a los que nos someterá.

Un chico sale de un sanatorio tras la muerte de sus padres años atrás y su hermana consigue hacerse con el espejo que arruino su vida. Ahora los hermanos tendrán que vengarse del espejo.

Es complicado juzgar las películas de posesiones así que nos limitaremos a decir que la película a rasgos generales está bien hecha, algo que suele ser lo normal en un producto de este presupuesto, pero donde no consigue triunfar del todo es en las escenas de terror, ya que tiene pocos momentos que realmente asusten y se queda quizás en momentos predecibles. No está mal para una noche de Halloween, pero no esperes gran cosa, nada te sorprenderá.

Imdb

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Categorías