Orange Is The New Black 3ª temporada

Netflix ha vuelto a ofrecer una temporada maravillosa de la serie carcelaria por excelencia y en ningún momento me ha parecido notar síntomas de fatiga entre las presas de Litchfield con nuevas tramas emocionantes y con unos personajes que crecen y crecen situándose entre lo mejor que podemos encontrar en televisión hoy en día.

En la segunda temporada de Orange Is The New Black, pudimos ver como desaparecía la villana absoluta y una de las secundarias en una escena final de esas que te hacen levantarte a aplaudir, y para compensar nos encontramos con nuevos personajes que encajan a la perfección en este enrevesado puzzle. Quizás la más sonada es la incorporación de Ruby Rose como la atractiva y mega tatuada presidiaria lesbiana, pero esta nueva entrega está llena de buenos personajes que no nos hacen añorar a las bajas anteriores.

No solo hay nuevas incorporaciones entre las presas, ya que con la trama de los problemas económicos de la prisión también conoceremos a nuevos guardias y seguiremos profundizando en ese gran personaje que es Caputo.

Si seguís leyendo a partir de aquí aviso que encontrareis spoilers de la tercera temporada.

En esta temporada nos hemos encontrado con varias tramas importantes que han sido las que han conducido la temporada. Por un lado tenemos la trama del contrabando de bragas usadas que monta Piper, un negocio que involucrara a las protagonistas en tramas muy divertidas y que nos deja a Piper con un rol muy diferente al visto hasta ahora, como líder de su pequeña banda “mafiosa” y con una escena final devolviéndole la traición a su nueva amante que la consolida como jefa impasible.

Otra de las tramas importantes ha sido la de Caputo intentando lidiar con los directivos que se han encargado de la gestión de la cárcel. Esta trama ha permitido la entrada de los nuevos guardias, y algunos como el chico joven que ayuda en el contrabando de bragas o el guardia que se ocupa de las salidas en camioneta, se han convertido en imprescindibles para la próxima temporada, de hecho la trama de Tiffany y el guardia con sus salidas en camioneta ha sido muy acertada.

La paranoia de Alex y su supuesto asesino también nos acompaña durante esta temporada y ayuda a la transformación de Piper y su distanciamiento como pareja. Desde el primer momento sabíamos que la cosa iba en serio y solo teníamos que descubrir quien sería el infiltrado. Ahora faltará ver si hemos perdido a una de las protagonistas más importantes o como imagino, la situación se solucionará en el último momento.

Quizás ha sido la trama del embrazo la que me ha gustado menos, a pesar de que ha tenido algunos momentos interesantes, pero creo que ha sido la que menos tenia que aportar a la vida de la cárcel en general.

Una muy entretenida temporada que nos deja con ganas de seguir conociendo el futuro de estas presas, pero que sobre todo nos deja con una sonrisa en la cara tras la escena del lago. Larga vida a Orange Is The New Black.

Imdb.es

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.