Un comercial vuelve a casa por el nuevo túnel que han construido, pero cuando entra empieza a escuchar unos ruidos que desembocan en el derrumbe. Los servicios de emergencia iniciarán una operación a gran escala para rescatarlo.

El director de A Hard Day vuelve como n otra película trepidante que a pesar de moverse en los límites del drama, mantiene al espectador en tensión de principio a fin. La sensación de claustrofobia está muy bien transmitida así que si le dais una oportunidad a la película, que deberíais, prepararos para un buen rato de agobio y tensión.

Otra de mis favoritas de este Sitges 2016, y viendo los votos del piblico parece que no he sido el único que opina así.

Imdb

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Categorías