Dos dependientas obsesionadas con la música y los móviles disfrutan de su momento de gloria tras los sucesos de Tusk, pero volverán a verse en problemas y necesitarán la ayuda del policía Guy Lapointe.

Kevin Smith se vuelve a decantar por el bizarrismo con una historia loquisima acompañada de sus habituales grandes diálogos. En esta ocasión nos muestra una segunda parte o spin off de Tusk y volvemos a ver a algunos de los personajes.

Es tan difícil recomendar esta película como en su día lo fue recomendar Tusk, pero por su parte me costó un tiempo asimilarla. En esta quizás se hace más entretenida porque no se basa tan en la transformación de un personaje sino en las aventuras con esos pequeños enemigos.

Para mi es una película divertida y con un punto loco que la diferencia de una comedia gamberra al uso. Pero si no estás dispuesto a entrar a una película de humor bizarro, no te acerques a ella.

Imdb

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Categorías