Sitges 2017: How to Talk to Girls at Parties

John Cameron Mitchell adapta la novela gráfica del maravilloso Neil Gaiman para traernos una historia surrealista, llena de humor, y excesivamente ñoña en algunos momentos, pero que en general funciona sin brillar demasiado.

Tres chicos viven en los 70 en Gran Bretaña, donde el punk está germinando. Durante un concierto conocen a una chica que les arrastrará a un extraño mundo. Aunque en un principio piensan que se trata de una secta, rápidamente se darán cuenta que estos personajes tan pintorescos vienen de otro planeta.

La película tiene buenos momentos de humor, buenos momentos de emoción, pero no funciona en otros muchos momentos. A pesar de eso es una más que digna adaptación de Neil Gaiman y se convierte en un buen entretenimiento para pasar el rato sin más pretenciones.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.