Si, ya se lo que estarás pensando cuando empieces a leer sobre esta película. Otra vez a vueltas con los 80, otra vuelta de tuerca aprovechando Stranger Things, y bueno tengo que decir que si pero no. Summer of 84 aprovecha evidentemente toda esta moda revival, pero no se queda en un refrito del género, sino que es una entretenida historia donde los tópicos se juntan pero aportando a la historia y en ningún momento tienes la sensación de estar viendo una película sin alma que quiere aprovechar el momento, sino una historia con razón de ser.

Un grupo de niños pasan aburridos el verano de 1984 en un pueblo de Estados Unidos cuando salta la noticia de que hay un asesino en serie en la zona. Los niños sospechan que el culpable es un solitario pero amable policía, así que dedicarán el verano a investigar más a fondo.

Gran elección en el reparto con unos niños muy bien escogidos, y un gran Rich Sommer, que te mantiene siempre preguntándote si será o no el asesino al que acusan los niños.

Después de Summer of 84, queda claro que François Simard, Anouk Whissell y Yoann-Karl Whissell tienen un prometedor futuro en el cine, ya que además de ser los artífices de esta película, también son los directores de la divertidisima Turbo Kid, de la que preparan una segunda parte.

Sin ser una película que vaya a ser recordada a final de año, si que se hace muy entretenida, y recrea muy bien esas historias que tan bien escribía Stephen King sobre grupos de niños metiendose en macabros problemas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Categorías