The Woman fue una de las películas más interesantes del Festival de Sitfes en 2012, así que tenía ciertas expectativas con esta secuela dirigida, escrita y co protagonizada por la propia Pollyanna, pero por desgracia, el resultado es un despropósito total que hace que la película no funcione en ningún momento.

Una de las pocas cosas que se pueden salvar de Darlin es su protagonista, Lauryn Canny, que esta bastante bien en su papel de niña salvaje, pero el resto de actores principales son de vergüenza ajena. Destacaría el papel sobreactuadisimo de Bryan Batt como obispo y el de Pollyanna, que están a la altura del guión. Y es que ese es el mayor problema, el guión, que resulta absurdo en la mayoría de las situaciones que plantea, y que derrapa en su crítica al catolicismo por lo obvio y estereotipado de sus personajes y comportamiento.

Una pena la manera de desaprovechar la secuela de The Woman con este producto. Ahorraros el tiempo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Categorías