Los directores Severin Fiala y Veronika Franz, que ya nos perturbaron en Sitges con su fantástica Goodnight Mommy, regresan para volver a poner a prueba nuestros nervios con The Lodge, donde se nota el salto de producción pero sin afectar a su buen hacer en el guión.

Unos niños tienen que convivir en una casa aislada en medio de la nieve con la nueva pareja de su padre, que tiene un pasado perturbador. Una vez en la casa comenzarán a suceder cosas extrañas que los pondrán a prueba.

Creo que esta pareja de directores son un objetivo a seguir muy de cerca. En Goodnight Mommy me tuvieron en tensión toda la película pero se notaba en algunos momentos un poco de cocción a la hora de llevar la película, y aquí se quitan los complejos y consiguen un producto muy bueno con buenas ideas tanto en el guión como en la realización. Totalmente recomendable.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Categorías