The Song Of Sway Lake

Yo soy el primero que disfruta con películas espectaculares y hechas para el entretenimiento más puro como Avengers, pero siempre es una alegría encontrar películas hechas con tanto cariño y buen gusto como esta, The Song of Sway Lake, de Ari Gold.

Ollie, junto a su amigo Nikolai, vuelve a casa de su abuela, donde se suicidó su padre, a buscar un disco muy valioso. Su abuela, que ya no vive aquí, también vuelve en busca de este disco, necesitada del dinero. Este interesado encuentro removerá las entrañas de todos los habitantes de la casa, arrastrados por sus frustraciones.

Rory Culkin está en estado de gracia, y junto a esta película, lo hemos visto brillar en Lords Of Chaos y Columbus, demostrando que no sólo vive de su apellido, y demuestra un mayor talento en cada película que hace. Robert Sheehan también brilla especialmente en un papel que lo convierte en un personaje de cine clásico, tanto por su estética, como por su personalidad. Por último el tercer personaje central de la película, interpretado por Mary Beth Pail, que está también estupenda y consigue uno de sus mejores papeles.

La música es otro de los grandes protagonistas, tanto en la trama como en el apartado sonoro, con un trabajo espectacular de Ethan Gold en la composición, que nos sumerge en el mundo melomano de la película.

Ari Gold ha entrado directamente en mi lista de directores a seguir tras esta emotiva The Song Of Sway Lake, aunque no se ha prodigado demasiado y no había hecho nada destacable desde su divertido debut Adventures of Power.

1 thought on “The Song Of Sway Lake

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Categorías