Motorway

Mucho se había comparado a Motorway con uno de los éxitos del año pasado, Drive, pero si dejamos a parte el tema de los conductores de coches para fugas de atracos, pocas o ninguna similitud podemos encontrar.

Un policía especialista en conducción, se obsesiona con un conductor que le ha dado esquinazo en una persecución, a partir de ese momento su máxima motivación será capturarlo.

Está es una película totalmente sincera con lo que podíamos esperar de ella, persecuciones de coches, drama, venganzas, vamos toda una fiesta de tópicos, pero muy bien combinados, y con unas carreras muy bien coreografiadas.

No me cansaré de repetir que uno de los grandes problemas de las películas asiáticas es aceptar sus actuaciones, pero por lo demás, la película me ha parecido tremendamente entretenida.

En Drive, una de las cosas que me decepcionaron fue el tema de las persecuciones, y es que quien podría imaginar que una película sobre un conductor experto en fugas, casi no iba a conducir en la película. Ese tema Motorway lo resuelve sobradamente.

Poniéndonos más filosóficos, como comentaba un compañero del festival, Motorway es una clásica película de artes marciales, con el maestro, el alumno con potencial pero que hay que pulir, el malo a batir, y las enseñanzas clave para recordar mientras se enfrenta al villano. Todo esto está en la película, simplemente hay que sustituir las artes marciales por la conducción.

Motorway es una película para pasar el rato, no esperéis nada más que persecuciones y venganzas, que para los que nos gustan esta temática, no es poco.

 

1 thought on “Motorway

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Categorías