Todos tenemos filias que no queremos contarle a nadie, pero los japoneses son especialmente extraños con esos temas y en esta película tenemos un claro ejemplo de esa sociedad tan educada que en su puerta trasera esconde las más extrañas filias eróticas.

Un hombre con apariencia aburrida y que lleva una vida de lo más anodina oculta una extraña afición, le gusta que las mujeres le humillen y le peguen. Para satisfacer esta filia, contrata a una agencia llamada R100 que le proporcionará este servicio pero con condiciones. Las chicas aparecerán sin que el lo espere, en cualquier lugar, y tendrá que cumplir el contrato de un año, no podrá cancelarse bajo ninguna circunstancia.

El planteamiento de la película me parece muy original y curioso, pero la puesta en escena es realmente loca. Las chicas que trabajan en esta empresa son de lo más curioso, desde una chica que imita voces, a otra especialista en escupir, todo un elenco de mujeres freaks que hacen pasar un rato divertidísimo y lleno de situaciones absurdas. Momento estelar es la representación de cuando el hombre alcanza el clímax mientras es apalizado, un clásico instantáneo. Otro de los grandes momentos es el de la aparición de Lindsay Kay Hayward, actriz que no conocía y que proviene de la lucha libre y que habría hecho las delicias de Russ Meyer. Está claro que no es una película para todos los públicos, pero me parece ideal para pasar un rato divertido si no te importa sentarte frente al desfile de personajes bizarros que te encontraras.

Imdb

1 thought on “Sitges 2014: R100

  1. La vi en Sitges y me pareció una autentica ida de olla.

    No se si es recomendable o no pero desde luego es muy curiosa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Categorías