Boys from Count Hell es una pequeña película que llevaba bastantes años dando vueltas buscando una financiación, y finalmente consiguieron sacar el proyecto adelante y el resultado es una pequeña obra sobre vampiros divertida y con ideas interesantes pero que no brilla en nada especialmente y es tan divertida como olvidarle.

La película nos cuenta las vivencias de un grupo de amigos que viven con sus familias en un pequeño pueblo donde dicen que estuvo Bram Stoker antes de escribir Dracula, y donde se encuentra un montículo cuya leyenda asegura que está enterrado el vampiro que inspiro la historia. Tras un accidente descubren que quizás la leyenda esconda algo de verdad.

La película tiene varios planteamientos interesantes sobre los vampiros, y está basada en la verdadera historia de estos monstruos, obviando añadidos que han llegado después con mitos más cine Filis que literarios. Esto hace que la película se mueva por el metacine de vampiros y tenga momentos muy divertidos, y creo que realmente tampoco aspira a mucho mas que entretener un rato.

Una película que se deja ver, tiene algunos gags buenos y puede solucionarte un domingo por la tarde, pero no va mucho más allá.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Categorías