De boda

Pastora

El sábado estuve en la boda de mi prima y en la ceremonia de la iglesia descubrí que los gárrulos que suelen dar la nota en los cines, también van a las bodas y montan el mismo follón. Y es que es vergonzoso ver como alguien puede montar tal escándalo en la celebración de la boda de un amigo suyo. Puedo entender que a la gente no le guste la misa de una boda, yo las odio y estaba allí por mi prima, pero por lo menos, si decides estar allí, aunque no te guste, guarda un respeto por la persona que esta depositando toda su ilusión en ello. Mientras hablaba el cura o ellos daban el “si quiero”, no se dejaban de oír carcajadas de estos impresentables y de oírles gritar y contarse la vida.
En definitiva, la boda estuvo todo lo bien que puede estar un acontecimiento de estos pero una buena parte de los invitados enturbió un poco la fiesta.


Lola

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.