A la hora de hacer una crítica sobre una película, a veces te encuentras ante situaciones como la de February, una película que aún teniendo elementos buenos, y algunas situaciones interesantes, en realidad me ha parecido un producto totalmente fallido, pero sin embargo he leído varias críticas donde la alaban como la gran sorpresa de este Sitges 2015.

Unas chicas se quedan en el internado durante las fiestas navideñas y una serie de sucesos extraños empiezan a producirse mientras el terror poco a poco se va adentrando en la escuela.

Entiendo algunas de las buenas intenciones que se señalan en la película de Osgood Perkins y que ese terror contenido que se va apoderando de la escuela crea un ambiente muy conseguido, pero no puedo dejar de pensar en lo tedioso de su ritmo y lo difícil que me resulto acabar de verla sin dormirme, algo que no conseguí en todo momento para ser sincero. February tiene varios puntos para ser una buena película, pero no puedo entender como esas buenas críticas pasan por alto lo insufrible de su ritmo. Solo la recomendaría si habéis dormido una buena cantidad de horas antes de poneros con ella.

Imdb

Categorías