Las películas de terror cada vez tienen más problemas para conseguir hacer pasar miedo a los espectadores, y The Power apuesta por una de las situaciones que en general más miedo nos despiertan en nuestras vidas, la oscuridad. Si a esto le añadimos un hospital semi desierto, el combo parece imbatible… pero solo lo parece.

Val es una chica atormentada por su miedo a la oscuridad que empieza a trabajar en un hospital en la Inglaterra de los 70 mientras se están produciendo unos apagones nocturnos en la ciudad, y su primer día tendrá que enfrentarse a su mayor miedo, pasar la noche en cuidados intensivos con el hospital vacío a escepción de unas pocas enfermeras y pacientes. Durante la noche los sucesos extraños se irán sucediendo con violencia.

La película consigue una buena ambientación, y las actrices están muy bien, haciendo funcionar a la perfección sus personajes, pero a pesar de todas las virtudes que demuestra la película, creo que no acaba de funcionar bien, y no se si es por su guión, tan previsible como torpe a la hora de hacer avanzar la historia, o simplemente la película solo tiene una buena idea pero no sabe plasmarla en pantalla. Sin ser un desastre ni mucho menos, cuando acaba la película te quedas con la sensación de que podía haber sido mucho más de lo que has visto.

Categorías