Sitges 2021: Titane

Julià Ducournau nos sorprendió a todos con Raw (Crudo) y con este antecedente y su éxito en Cannes, Titane prometía mucho, pero su resultado ha sido una auténtica marcianada.

Un joven con la cara magullada es descubierto en un aeropuerto. Dice llamarse Adrien Legrand, un niño que desapareció hace 10 años. Para su padre, Vincent, esto supone el final de una larga pesadilla y lo lleva a casa. Simultáneamente, se suceden una serie de horribles asesinatos en la región.

Si pongo la película en una balanza, creo que gana lo que me ha gustado, pero no puedo negar que me ha costado entrar con algunos detalles rarísimos, decisiones que si no se hubiesen incluido, habrían mejorado mucho la película, en mi opinión, ya que no aporta en realidad nada a la historia, solo resta, pero imagino que es parte de la provocación que intenta buscar.

Una película muy rara pero que para mi gusto merece mucho la pena verla.

Categorías