El terror asiático es uno de los que más sorpresas agradables nos ha dado en los últimos años, y aunque por tradición, los japoneses y los coreanos son los reyes del genero, países como Indonesia y Taiwán están entrando fuerte con producciones tan potentes como esta Maleficio que podemos encontrar en Netflix.

Una extraña maldición parece estar atormentando a una niña. Su madre intenta romper el maleficio regresando al lugar donde se originó todo.

La película no es muy original en su concepción, una historia rodada al estilo de found footage con elementos sobrenaturales, pero creo que la hacen funcionar dos cosas, el imaginario que crean, que no solo da bastante mal rollo, sino que es muy llamativo, y que no tengamos que esperar al final para ver que pasan cosas, algo que lo que adolecen muchas películas de este estilo.

Uno de los puntos que suele causar rechazo a la gente occidental a la hora de enfrentarse a una película asiática, son las interpretaciones, pero en este caso, creo que están muy bien, con unos personajes muy sobrios que dan mucha credibilidad a la película.

El tema del found footage, pues hay que tomárselo como siempre, como un recurso narrativo y estilístico, pero no te pierdas en pensar que si tiene sentido que este grabando aqui, o lo bien que ha caído una cámara para que se vea lo que está pasando, porque esos “errores” ya están más que asumidos en este tipo de películas y hay que aceptarlos tal como son.

Como amante del terror, tengo que decir que ha sido una grata sorpresa este Maleficio, y una más que recomendable apuesta para pasar un poco de miedo en Netflix.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.