Come True es sin duda mi película favorita de este Sitges 2021 y entra directa en mi top 10 del año, a pesar de tener claro que no va a ser del gusto de todo el mundo, sobre todo por su final, que puede hacer que algunos olviden todo lo bueno que han visto anteriormente y no se dejen llevar por esa decisión de guion, que a mi personalmente me pareció muy buena y la puntilla final para caer rendido a sus pies.

Sarah es una estudiante adolescente que toca fondo anímicamente tras huir de casa. Una vez sola, no tiene a nadie que le ayude a superar sus recurrentes pesadillas. Su única oportunidad de sobrevivir pasa por participar en un estudio universitario en la que entabla amistad con el científico supervisor, llamado Jeremy. Sin embargo, hay algo extraño en el procedimiento al que se somete, y con el paso de los días las pesadillas de Sarah empiezan a empeorar.

He intentado resumir lo máximo la trama y hablar muy poco de lo que sucede porque creo que merece la pena ir descubriendo todas sus vueltas y disfrutar del conjunto, con una fotografía maravillosa que te sumerge por completo en este extraño mundo y que me ha parecido heredera directa de Cronenberg.

No es una película sencilla, por su ritmo y su temática y por eso no puede recomendarla a todo el mundo, pero si no tienes miedo a las historia que tiene muchas capas, y a las películas que se dejan llevar sin ser esclavas de la acción, creo que se puede disfrutar muchísimo.

Categorías