Sitges 2021: Coming Home in the Dark

El director neozelandés, James Ashcroft debuta con esta oscura cinta donde nos muestra su amor por las tierras de su país a la vez que explica una oscura historia con un ritmo demasiado lento y no demasiado original.

Un maestro de escuela se ve obligado a enfrentarse a un acto brutal de su pasado cuando un par de vagabundos despiadados lo llevan a él y a su familia en un viaje de pesadilla.

Empezaré por lo que no me ha gustado y básicamente es el guión. A la media hora de película ya te ves venir por donde van los tiros, y a partir de ese momento, la película va avanzando muy lentamente sin aportar demasiado a la historia. Además, veo algunas incongruencias en el “villano” de esta historia que también me sacaron de la película.

En cuanto a sus virtudes, nos encontramos con una fotografía oscura que ayuda a dar la sensación de agobio que están viviendo los personajes y demuestra un gran manejo de la cámara. También me gustaría destacar al actor Daniel Gillies, que interpreta muy bien al villano de la historia, y creo que todos los problemas que tengo con este personaje vienen más del guión que de su interpretación.

Coming Home Before Dark no es una mala película, pero si que se deja entrever que podría haber salido una mejor película con un guión un poco diferente.

Categorías