Se estrena en el Festival de Sitges una película que me despertaba mucha curiosidad y que estrena dentro de unos diás Netflix en su plataforma, The Stranger, una película policiaca autraliana, basada en hechos reales y con unos protagonistas que llevan todo el peso de la película a sus espaldas y consiguen salir airosos.

Mark y Henry crearán una fuerte relación de confianza luego de empezar a conversar al encontrarse en un autobús. Sin embargo, ninguno es quien parece ser, ambos cargan con secretos que pudiesen hundirlos.

La historia me ha gustado mucho, con varios giros interesantes y una trama escalofriante que incluso cala más hondo al saber que está basada en una historia real. Por si fuese poco lo interesante de lo que cuenta, sus dos protagonistas interpretados por Sean Harris y Joel Edgerton, están fabulosos, y consiguen mantener la historia con su carisma. Pero con todas las cosas buenas que pueda tener la película, el resultado final es bastante aburrido. Parece imposible que con una buena historia y unos actores a la altura, Thomas M. Wright no consiga sacar adelante la historia, que sin estar mal, no consigue atrapar.

Una oportunidad desperdiciada que convierte lo que podia haber sido una buena película en una película normalita como mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.