El Agente Invisible

Netflix no deja de intentar triunfar con sus blockbusters multimillonarios, y aunque not¡realmente la jugada les sale regular, con El Agente Invisible han conseguido una película muy divertida que funciona perfectamente para pasar el rato, sin más pretensiones que el espectáculo.

El agente de la CIA Court Gentry (Ryan Gosling), alias Sierra Seis, fue sacado de una cárcel federal reclutado por su supervisor, Donald Fitzroy (Billy Bob Thornton) Tras 18 años de servicio, Gentry es uno de los mejores activos autorizados por la Agencia, pero las tornas cambian y se convierte en el objetivo, perseguido por Lloyd Hansen (Chris Evans), un antiguo compañero de la CIA de métodos muy cuestionables. La agente Dani Miranda (Ana de Armas) acaba siendo una inesperada y necesaria aliada que le cubrirá las espaldas.

El atractivo de esta película es clarísimo, Ryan Gosling y Chris Evans compartiendo pantalla en una película de acción, pero para mi es casi más interesante la presencia de Ana De Armas en una película de este género, de la que sale más que bien parada.

El Agente Invisible se mueve constantemente entre la acción espectacular y la comedia, sabiendo equilibrar a la perfección esta combinación, y lo que es más importante, consiguiendo que los actores funcionen igual de bien en ambos registros.

Los hermanos Russo ya son expertos en estos encargos de superproducciones, y una vez más, cumplen su objetivo. Una película donde la trama está bien, pero sin alardes, pero que luce en su apartado visual y sus escenas de acción. Para mí, una película muy recordable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.