La fiebre de los vampiros hace ya bastantes años que desapareció, siendo sustituida por la de los zombies, pero aún se hacen películas interesantes sobre estos monstruos clásicos, y algunas con un punto de originalidad como esta Comrade Drakulich.

El camarada Draculich es un cuento romántico de vampiros ambientado en la era de la guerra fría. A principios de los 70, Fabián el vampiro regresa a la República Popular de Hungría desde el oeste imperialista e inmediatamente se convierte en objetivo de la policía secreta comunista. Durante la vigilancia, el amor se desarrolla entre el vampiro y María, la joven compañera asignada para espiar al misterioso extraño. Debe elegir entre un monstruo y el régimen que la explota. Esta historia de amor satírica mezcla elementos de películas de espías y vampiros. A través de su descripción del paranoico régimen comunista húngaro, reflexiona sobre nuestro presente, donde la vigilancia es una preocupación mundial.

La premisa de un vampiro en Hungría durante la guerra fría me parecía muy interesante y planteándolo en tono cómico, ya me tenía cien por cien convencido, pero el resultado final me pareció algo decepcionante. No quiero decir que la película no esté bien, que lo está, sino que creo que podría haber sacado mucho más provecho a su planteamiento y se queda a medias sin ser una comedia muy divertida, ni tomarse del todo en serio lo que cuenta. Una apuesta interesante que se queda en comedia ligera.

Categorías