Kike Maíllo regresa a Sitges con una adaptación del fantástico libro de Amélie Nothomb, Cosmética Del Enemigo, y para ello cuenta con la aprobación de la autora a los cambios que ha realizado sobre la historia original y el actor Tomasz Kot.

Un hombre conoce a una mujer mientras espera un vuelo. A pesar de su insistencia por dejar de hablar con ella, la chica no deja de atosigarle con preguntas bastante personales y con estas preguntas vamos conociendo las historias de ambos que les han llevado hasta ese momento.

La película técnicamente creo que está muy bien, con unos planos y una fotografía de diez, pero nada más puedo destacar del resto. Los actores no me acaban de convencer, y sobre todo los cambios del guión me han dejado bastante descolocado y no me han gustado en absoluto, haciendo de una historia muy interesante un experimento aburrido por momentos y fallido en su conjunto. La gran decepción de este Sitges 2020.

Categorías