Raúl Cerezo estrenó su anterior película en el Festival de Sitges, La Pasajera, y a mi, no acabo de gustarme, a pesar de tener buenas ideas y ser bastante divertida, pero en Viejos ha dado un giro radical al tono y se marca una película mucho más seria y con un trabajo de actores bastante bueno.

Un hombre pierde a su madre tras suicidarse y decide llevarse a su padre a vivir con él, su hija, y su nueva pareja, pero el padre no está por la labor e intentará hacerle la vida imposible.

Está claro que el gran activo de Viejos es la interpretación de Zorion Eguileor, que ya brilló en El Hoyo, y aquí construye un papel en parte entrañable, en parte terrorífico, funcionando igual de bien en los dos casos. Paula Gallego repite protagonismo tras La Pasajera y responde a la perfección a la apuesta, mostrándose una actriz madura pese a su juventud. En general creo que todos los actores aguantan la película con su buen hacer, y ayudan a entrar en esta siniestra historia.

Una buena película de Raúl Cerezo y Fernando González Gómez, que han aprovechado la experiencia de La Pasajera para limar algunos errores y ofrecer una película mucho más redonda, que sin ser perfecta, apunta a un buen futuro para esta dupla de directores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.